La bioetica en latinoamerica

¿Qué es bioética?

Resultado de imagen para IMAGENES DE BIOETICA

El término bioética tiene un origen etimológico bien conocido: biosethos, comúnmente traducido por ética de la vida. El autor del término, V.R. Potter[5], oncólogo de origen holandés, intuyendo la influencia que podían tener las variaciones ambientales en la salud del hombre, acuñó la palabra con la finalidad de unir mediante esta nueva disciplina dos mundos que en su opinión hasta ese momento habían transitado por caminos distintos: el mundo de los hechos, de la ciencia, y el mundo de los valores, y en particular la ética. Potter entendía la bioética como Global bioethics, a saber, una ética de la vida entendida en sentido amplio, que comprendiera no sólo los actos del hombre sobre la vida humana, sino también sobre aquella animal y medioambiental. Posteriormente se redujo la bioética a la dimensión médico-sanitaria. Hoy en día asistimos a la recuperación del concepto de bioética entendida como bioética global, más adecuada a todos los problemas que se plantean, pensemos por ejemplo en las catástrofes naturales debidas a la contaminación ambiental o a la negligencia humana.

“La bioética es el estudio sistemático e interdisciplinar de las acciones del hombre en el ámbito delas ciencias de la vida y la salud, analizadas a la luz de los valores y principios morales”. El autor del término, y en particular la ética. Potter entendía la bioética como una ética de la vida entendida en sentido amplio, que comprendiera no sólolos actos del hombre sobre la vida humana, sino también sobre aquella animal y medio ambiental.

CONCEPCIONES DE BIOETICA

En la bioética contemporánea encontramos una amplia gama de teorías que varían debido a razonescircunstanciales a tradiciones filosóficas distintas o simplemente a intereses económicos. Analizaremosbrevemente cuales son las más significativas o las que mayor influencia han tenido en debate bioético

A) PRINCIPIALISMO: “Un principio de respeto a la autonomía requiere que las personas esténcapacitadas para ordenar sus valores y creencias y para actuar sin intervenciones controladoras deotros. Incluso si existe un riesgo que a los demás les pueda parecer temerario, este principio exige lano interferencia y el respeto a las opciones autónomas de otras personas.

B) PRINCIPIALISMO MODERADO DE DIEGO GRACIA: Jerarquiza los principios distinguiendodos de rango superior (no-maleficencia y justicia) y dos de rango inferior (beneficencia yautonomía). No dedica espacio a la fundamentación antropológica y la mayoría de sus alumnosoptan por una ética de carácter deliberativo, en algunas ocasiones arbitraria, conflictiva y en granparte llegan a conclusiones relativistas.

C) UTILITARISMO Y FUNCIONALISMO De raíz empirista, materialista y basado en las teorías de Bentham y Stuart Mill.Considera que es bueno aquello que produce el mayor bienestar y beneficio para el mayor númerode personas.El fundamento del ser persona es la capacidad de tener conciencia, por lo tanto, hay una distinción entre serhumano y persona.

D) CONTRACTUALISMOSigue la tradición hobbesiana, y ante la imposibilidad de llegar a una ética universal, la única posibilidadremanente es el consenso y el contrato social en bioética.El autor más representativo de esta posiciónes H.T. Engelhardt jr. Para él la única fuente de autoridad es el consenso pues cualquier otraargumentación es débil y no hay posibilidad de establecer principios de carácter universal.

E) BIOÉTICA CASUÍSTICARepresentada por autores como A. Jonsen y S.Toulmin. Considera que está bien aquello que se decida encada situación, decidiendo independientemente de otras consideraciones. Puramente subjetiva.

F) PERSONALISMO CON FUNDAMENTACIÓN ONTOLÓGICAEl núcleo de su filosofía consiste en afirmar que la persona es unión sustancial de alma y cuerpo, decorporeidad y alma metafísica y espiritual, y basándose en los datos de la ciencia afirma que existeel ser humano y la persona desde el momento en que empieza a existir su cuerpo, es decir, desde elmomento de la fecundación.

la biotica en latinoamerica, comienza a enseñarse en algunas universidades de Latinoamérica, en los años 80 y comienzos de los 90 con un cierto retraso respecto a su desarrollo en Norte América. Es el momento del “trasplante”, en palabras de Alfonso Llano: “Argentina, primero, luego, en su orden, Colombia, Chile, México, Brasil y demás países latinoamericanos, trasplantaron la Bioética a Iberoamérica, sin atender a las diferencias de ‘tierras’ y sin preguntarse si dicha ‘planta’ ‘pegaría’ en países de tierras tan distintas, o si este ‘nuevo medicamento’ era apto para curar los males, tan diferentes, de estos pueblos[1].

La nueva disciplina se presentaba con unas características propias, reflejo de la situación de la sociedad norteamericana de ese momento:

  1. La interdisciplinariedad: el diálogo entre las ciencias empíricas y las humanísticas.
  2. El debate ético en una sociedad plural, basado en la tolerancia.
  3. La elaboración de una teoría de fundamentación apoyada en unos principios claros y concretos.
  4. La aplicación efectiva de esos principios en el ámbito clínico, con dos aspectos prácticos importantes:
  • Una metodología de análisis de casos clínicos que ayudaba efectivamente a los profesionales de la salud a la hora de resolver conflictos dilemas éticos en un mundo cada vez más conflictivo, de cambio de rol profesional y social, y de cambio de modelo de relación médico-paciente.
  • La creación de comités de ética asistencial o ética clínica, en el interior de los hospitales, que han difundido el interés por la Bioética, su enseñanza, y son hoy día un instrumento “institucionalizado” al servicio de la calidad de atención en salud y de la humanización de la relación clínica, aún con todos los problemas que su puesta en marcha en nuestros países y sus actividades llevan consigo, dentro de sistemas de salud bastante burocráticos, rígidos y, en cierto modo, todavía autoritarios.

La situación de la sanidad, el enfoque de la relación médico-paciente fuertemente paternalista y también el enfoque social de la salud en la mayoría de los países de Latinoamérica contrastaba enormemente con la de Estados Unidos, y eso puede explicar el retraso y el peculiar enfoque inicial de la bioética en la América latina. “No sobra advertir que al hacer el ‘trasplante’ de la Bioética norteamericana -médica, principialista, utilitarista- a los países iberoamericanos no se tuvo en cuenta este contraste, desconocimiento que puede explicar las muchas dificultades que se experimentaron en esta primera etapa, para la aceptación, estudio y difusión de la Bioética en Iberoamérica. Más concretamente, trasplantar la Bioética norteamericana, ocupada en una biotecnología de avanzada e inspirada en una ética anglosajona, a estos países poco desarrollados tecnológicamente, y culturalmente influenciados por una moral heterónoma católica, con una tradición médica, hipocrática y paternalista, no podía menos de encontrar serias dificultades” [2] y sobre todo, una cierta indiferencia y recelos iniciales.

Poco después, a finales de los 80, se fundó también en Argentina la Escuela Latinoamericana de Bioética (ELABE), que organizó durante unos diez años un Programa de Enseñanza de la Bioética[3].

Sin embargo, las propias características de la nueva disciplina explican la gran difusión de la Bioética en el ámbito clínico y su efectividad en la sociedad norteamericana, y también su difusión e influjo cada vez más creciente en Latinoamérica.

Referencias 

  1. [1] Llano, Alfonso (2007). «La Bioética en América Latina y en Colombia». Perspectivas de la Bioética en Iberoamérica. Llano, Alfonso (2007). «
  2. [2] La Bioética en América Latina y Colombia». 
  3. [3] Perspectivas de la Bioética en Iberoamerica. Mainetti, Jose Alberto; Marta Lucía Peréz. «Referencias de Bioética en Argentina». Leo Pessini:  pp. 71-76.
  4. [4]Lolas Stepke, Fernando (2000). Introducción: hacia una Bioética para América Latina y el Caribe. Santiago de Chile: Programa Regional de Bioética OPS/OMS. pp. 13-18.
  5. [5] Cfr. Potter, V.R., “Bioethics, the science of survival”, en Perspectives in Biology and Medicine 14 (1970): 127-153; Bioethics: bridge to the future, Englewood Cliffs: Prentice-Hall, New York, 1971.

AUTOR: VILLAVICENCIO MACIAS ANGEL

TRBABAJO: ÉTICA PROFECIONAL

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s